Lo nuevo de Ruxe-Ruxe (01): trabajo con el cliente

Cartuchos de dinamita

Dinamita! (de mentirijilla)

Dinamita!

sssssssssssssssssssssssssss

Buuum!

20 años (1996-2016) como 20 segundos y para celebrarlo, Ruxe-Ruxe prepara nuevo disco.

Nosotras, una vez más, tenemos la fortuna de ser las encargadas del diseño del CD y, como ahora somos un taller abierto a todos el mundo, vamos a relatar aquí (en varios post) el proceso de su producción gráfica.

Lo primero, trabajo con el cliente

Método antiguo: convencer

Hasta hace poco, nuestro método de trabajo (diseño de un disco, por ejemplo) era el siguinte:

  1. Conversación con el cliente
  2. Breafing
  3. Propuesta (portada del disco)
  4. Discusión (y defensa) de la propuesta con el cliente:
    1. Propuesta ko, regreso al punto 2.
    2. Propuesta ok, desarrollo del resto de piezas (contra, libreto, CD, etc.)

Ahora pensamos que era una praxis errónea, ya que preparar una propuesta requiere tiempo/energía1 y la posibilidad de fallar es alta (fuerte dependencia de la intuición). Ésto produce ansiedad a la hora de enviarla, gustará o no? y frustración en el caso de ser rechazada (el grado de frustración es directamente proporcional a la energía aplicada a la hora de desarrollar la propuesta). Además de que con esta estrategia, el cliente es sólo una figura pasiva que debe ser seducida/convencida, hecho que para nosotras tiene por lo menos dos problemas:

Goku y Freezer peleando
Típica presentación de propuesta con el cliente “sin fluir”

Método nuevo: desarrollarbeta

Para este proyecto, acabamos de probar este método:

  1. Conversación con el cliente
  2. Breafing
  3. Concept board2
    1. Concept board ko, regreso al punto 2.
    2. Concept board ok, desarrollo de la idea con el cliente.
  4. Desarrollo del resto de piezas (contra, libreto, CD, etc.)

Con él ahorramos energía/tempo, ya que preparar un cocept board es más sencillo que una propuesta (más o menos definida). También evitamos ansiedad y frustración al “no apostar todo a una sola carta”. Y por último, quizás el factor más importante, implicamos al cliente en el proceso de desarrollo. Ahora ya no se trata de una simple elección: me gusta, no me gusta, si no que se convierte en un trabajo conjunto que enriquece el resultado final al sumar diferentes perspectivas.

beijo From Here to Eternity
Representación (aproximada) del trabajo con los clientes siguiendo el nuevo método

En esta primera ocasión, el nuevo método está resultando (acabamos de comenzar) más eficaz que el viejo. Paro todavía no podemos afirmar que es realmente mejor, pues es todavía un prototipo testado sólo una vez. Y aun por encima, con un cliente que para nosotras no es un cliente e que siempre nos ha dado total libertad a la hora de trabajar.

¿Y vosotras como hacéis? Vuestra estrategia al afrontar un nuevo proyecto, ¿es parecida a nuestros dos métodos, o aplicáis otra diferente?

1 Aunque no nos gusta mucho, incluimos aquí la respetable técnica del “bombing” (inundar al cliente con una lluvia de propuestas para que elija una), ya que a la postre requiere de un tempo/energía similar al empleado para una propuesta única muy trabajada.
2 Documento en el que contextualizamos el trabajo a realizar, desarrollamos y argumentamos una idea base, aportamos referencias visuales y proponemos posibles colores, tipografías, etc.

Licencia: Dominio Público
La imagen de la pelea (Gouku vs. Freezer) y la del beso (From Here to Eternity), tienen sus propios derechos de autor y, evidentemente, quedan fuera da nuestra licencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *